Información dirigida al profesional de la salud

Alimentación en menopausia

La menopausia se acompaña de una tendencia al incremento de peso y cambio en la distribución de la grasa, con un aumento del riesgo cardiovascular.

  • Se aconseja incluir en la dieta pescado azul, como mínimo 2 veces por semana.
  • El consumo de aceite de oliva y derivados de soja debería ser diario. Su contenido en ácidos grasos insaturados así como la proteína y las isoflavonas de soja, ayudan a disminuir la enfermedad cardiovascular y a aliviar de manera significativa el síndrome climatérico.
  • Es importante el aporte de calcio. Se recomienda consumir productos lácteos, preferentemente desnatados o semidesnatados.